En la actual situación por la COVID-19, el riesgo de la transmisión del virus SARS-CoV-2 aumenta si no se mantienen las normas establecidas por las Autoridades Sanitarias: aforo adecuado, distanciamiento social, uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, limpieza y desinfección de los espacios comunes. Por esos, en los establecimientos de hostelería, se deben primar todas las medidas.

En ambientes interiores, cobra especial relevancia contar con una ventilación adecuada como medio para reducir una eventual transmisión de la enfermedad mediante aerosoles. Los aerosoles se exhalan por las personas al hablar, toser, estornudar, gritar, etc. y pueden permanecer incluso horas suspendidas en el aire. Así, la ventilación diluye y dispersa estos aerosoles al sustituir el aire del interior por aire exterior.

Las Autoridades Sanitarias, como las Asociaciones del sector de calidad del aire interior y los de Ventilación y Climatización proponen que la ventilación natural es la medida más sencilla y eficiente para reducir el riesgo de contagio por aerosoles.

A continuación, podrán descargarse el Díptico y Guía de Buenas Prácticas de ventilación en el Sector de la Hostelería.

Categorías: NoticiasSalud

Suspensión de San Pedro Martir+info
+