El municipio de Anchuelo tiene una extensión total de 21,6 Km2, y su núcleo urbano que cuenta con una población en torno a los 800 habitantes, se encuentra a 771 mts.  de altura sobre el nivel del mar a 10 Km  de Alcalá de Henares, situado sobre la escotadura norte de un pequeño valle del que toma su nombre.

El origen de  este municipio en base a los restos encontrados en diversas ocasiones, es romano, estimándose su antigüedad en unos 2.000 años, y el hallazgo hace años en la zona de “El Tesoro” de tumbas visigodas, nos indica que seguía existiendo población hace unos 1.500 años.

Volvemos a tener constancia de la existencia de Anchuelo cuando lo encontramos dependiendo de Alcalá de Henares, afecto al código de leyes conocido como “Fuero Viejo” dado por el Arzobispo de Toledo D. Raimundo en el año 1.135.

A principios del siglo XVI según las relaciones Histórico Geográficas Estadísticas realizadas a instancias del Rey Felipe II, sabemos que Anchuelo era señorío del Arzobispado de Toledo, siendo una de las 25 villas exentas de la jurisdicción de Alcalá de Henares, villas que constituían una mancomunidad que gozaba de numerosos privilegios reales; por esas mismas fechas – 1º. Tercio del siglo XVI – y según consta en diversos documentos de los archivos parroquiales, se debieron terminar las obras de la actual Iglesia parroquial de Santa María Magdalena.

La Guerra de sucesión llegó a Anchuelo en el siglo XIX, produciéndose en Septiembre de 1.837, la retirada de las tropas carlistas del general Zarriategui a la llegada de las tropas al mando del general Esparteros.

Hijo ilustre de Anchuelo fue el músico Andrés Llorente, nacido en esta villa en Abril del año 1.624, al que se le conoció como “El Maestro”, llegando a ser organista de la Catedral Magistral de Alcalá de Henares desde 1.652 hasta su muerte en 1.703, considerándosele como el más importante músico que ha habido en Alcalá de Henares, con numerosas y bellísimas obras de música sacra que  hoy en día se siguen interpretando.

 En la memoria de Anchuelo están las leyendas del llamado “secreto de Anchuelo “ y la de “Pedro Chivo”, que se adjuntan al presente resumen histórico.

Las fiestas patronales se celebran en honor a San Pedro Mártir de Verona, de quien se dice que era hijo de cataros, cuya festividad es el día 29 de Abril, destacando en ellas los festejos taurinos.

La Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena ha conocido grandes reformas y reconstrucciones y cuenta con tres naves de dos tramos, bóvedas falsas tabicadas, coro a los pies y torre muy reformada con hueco de campana en cada cara y teja curva en las cubiertas.

Otro edificio destacable es la ermita de la Virgen de la Oliva, adosado al cementerio es de planta alargada de tres cuerpos y cuenta con pórtico de cuatro tramos adintelados con columnas calizas de capiteles simples con la inscripción “Ntra. Sra. De la Oliva”, cubierta de teja curva y  aleros de canes de madera.

De los otros edificios destacables con los que llegó a contar Anchuelo – hospital, dos molinos de aceite y  ermita de Santo Domingo – en la actualidad no queda más que el recuerdo.

La modesta arquitectura doméstica de tipo tradicional, utilizaba como materiales el tapial, el yeso, la teja curva y la madera, conservando algunas de las casas- que generalmente son de una ó dos plantas – corrales con portal y bodegas en las que se conservaba el vino que en una época fue elemento importante de la economía local dado el gran número de viñas existentes  – hoy desaparecidas –  que originaron el  nombre de “CORITOS” con el que se conoce a los habitantes de Anchuelo, ya que así se denominaba a los que transportaban la uva desde las viñas a los lagares.

Publicada relacion definitiva de admitidos y excluidos para arquitecto interino en la Mancomunidad de Municipios del Alto Henares+info
+